Actualidad

Quimiofobia, ¿miedo real a los aditivos?

Últimamente, desde las redes sociales de Serptoquim, hemos compartido algunos artículos de opinión que hablan del miedo irracional que muchos consumidores tienen a los productos químicos utilizados en alimentación. Ese miedo infundado a estas sustancias se conoce como quimiofobia y nosotros queremos contaros exactamente en qué consiste este fenómeno para ayudaros a decidir hasta qué punto debemos tomarlo en consideración. 

En boca de Isabel Iriepa, experta en La Universidad de Alcalá (UAH) en química orgánica: "se trata de un miedo completamente irracional, pero creciente, que hace pensar que todo lo natural es bueno y todo lo de origen artificial es malo". Hasta las grandes marcas de alimentación o las grandes cadena de alimentación como Carrefour se han sumado a esta moda de fomentar el miedo infundado a los productos químicos a cambio de una campaña de marketing que haga pensar que sus productos son más sanos y mejores que los que ofrece la competencia. "Sin ingredientes artificiales", "sin aditivos" y hasta "sin porquerías",  son algunos de los más conocidos eslóganes que nos quieren hacer creer las grandes marcas para defender que sus productos son mejores.

Pero. ¿es esto real? ¿Son perjudiciales para la salud los aditivos químicos que se utilizan en alimentación? Según sigue aclarando Isabel Iriepa, "estos mensajes publicitarios que nos encontramos diariamente en los medios de comunicación confunden a los ciudadanos y atacan a una de las ciencias fundamentales que más ha contribuido al desarrollo de la humanidad". Por ejemplo, dejar de comer pescado por el miedo a ingerir mercurio es una tendencia creciente muy peligrosa para la salud, ya que dejamos de injerir nutrientes esenciales para nuestro organismo a cambio de evitar una cantidad ínfima de mercurio que pueda contener el pescado, pero que en las cantidades que normalmente las consumimos diariamente no supone ningún peligro. 

Muchos de los alimentos naturales que consumimos diariamente contienen sustancias químicas. Los huevos que comes tienen ácido octadecadienoico. Los plátanos, E-306 (tocoferol). Los arándanos, hexanal, alfa-terpinaol, benzaldehído y hasta etil-3-metilbutanoato. ¿Significa esto que son perjudiciales para la salud? Para nada. Todo lo que comemos es química. La mayoría de los aditivos que se usan en alimentación están presentes en la naturaleza. Por lo tanto, no podemos olvidar que la química también puede ser natural. 

Según Fernando Gomollón, químico y divulgador, ganador del premio Savirón 2017 a jóvenes divulgadores, si un producto es aprobado para entrar en la UE su seguridad está garantizada. En nuestra opinión, todo lo que se vende en un supermercado es perfectamente saludable y no supone ningún riesgo para la salud. Lo importante es el conjunto de alimentos y productos que incluimos en nuestra dieta diaria, que debe estar formada por todo tipo de comida, controlando que en su totalidad sea una dieta sana. Esa es la clave.