Actualidad

Nueva serie de coagulantes para la industria quesera

El queso es un alimento con una importante huella de carbono. Por eso, desde Serproquim Food, ponemos a disposición de los productores queseros los avances más innovadores para facilitar las labores diarias de fabricación. Como distribuidores oficiales de CHR Hansen compartimos la última innovación de la que acaba de ser considerada la empresa más sostenible del mundo: la serie CHY-MAX® de coagulante de Hansen que permite sacar más queso de la leche, ayudando a minimizar la intensidad de carbono de sus productos.

La mayor parte de emisiones de gases de efecto invernadero generadas en la fabricación del queso se puede atribuir a la producción de leche en el origen, y es resultado directo de las emisiones de metano de las vacas, el estiércol y el uso de fertilizantes. Para hacer un quilo de queso son necesarios casi diez quilos de leche, incrementando rápidamente la huella de carbono del queso.

Conscientes del problema y como resultado del alto compromiso con el medio ambiente que están adquiriendo las compañías lácteas, se está trabajando estrechamente con los agricultores para reducir la intensidad de carbono de la leche.

CHR Hansen ayuda en este proceso de optimización de la producción centrándose en el ingrediente principal utilizado para convertir la leche líquida en quesos duros o blandos: los llamados coagulantes del queso. Con la serie de coagulantes CHY-MAX®, CHR. Hansen está permitiendo a las compañías lácteas de todo el mundo sacar más queso de cada kilogramo de leche. La incorporación de CHY-MAX® M en los procesos de fabricación ayuda a los productores de queso a obtener un mejor proceso de coagulación en comparación con otros coagulantes en el mercado. Básicamente, esto significa que necesitan menos leche para producir un quilo de queso.

En palabras del Vicepresidente del departamento de cultivos y enzimas para la industria quesera en CHR Hansen: “para las compañías lecheras y los consumidores finales preocupados por el medio ambiente y la calidad del queso, la serie CHY-MAX® ofrece una serie de beneficios. Además de reducir la huella de CO2 del producto final, CHY-MAX® M también ofrece la opción de reducir el contenido de sal del queso final hasta en un 50%”.

CHY-MAX® se ha convertido en uno de los productos de la serie de coagulantes de queso más popular de CHR Hansen, y ya está siendo utilizada por productores lácteos en todo el mundo. Y, como aseguran desde la compañía, las ganancias pueden ser muy significativas. “Un productor promedio de queso mozzarella que produce 20.000 toneladas de queso por año, si cambia a CHY-MAX® M podría reducir hasta en 1.500 toneladas el CO2 emitido por año, dependiendo del tipo de coagulante que use en la actualidad. Esta cantidad de CO2 es igual a las emisiones anuales de 100 hogares promedio de Europa occidental ", según la Directora del Departamento de Sostenibilidad de Hansen, Annemarie Meisling, que concluye: “vemos un gran potencial en el aprovechamiento de nuestra plataforma tecnológica para ayudar a nuestros clientes a alcanzar sus objetivos comerciales y de sostenibilidad. Por ejemplo, al elegir ingredientes más sofisticados que pueden ayudarlos a producir más con menos ".