Actualidad

oferta sin gluten y sin lactosa

Sin gluten y sin lactosa. ¿Cómo evoluciona la oferta de productos ''sin''?

Alérgicos e intolerantes a alimentos en España y su mercado 

¿Sabías que en España, uno de cada cuatro miembros de las familias sufre de algún tipo de alergia o intolerancia hacia determinados alimentos? Estos son datos que refleja un estudio realizado por Nielsen sobre el consumidor sensitivo, realizado entre el 1 y el 23 de marzo de 2016.

 

Ahora bien, ¿es lo mismo una alergia que una intolerancia? La respuesta es no. Una alergia supone una enfermedad que puede ser grave, derivada de la reacción de nuestro cuerpo a un alérgeno. Por su parte, la intolerancia normalmente no supone mayores consecuencias que afecciones y dolencias intestinales, que a pesar de ser incómodas no suponen gravedad.

Oferta de productos sin gluten y sin lactosa

La industria alimentaria es cada vez más consciente de la necesidad de crear productos que puedan ser consumidos por estos sectores de la población. La demanda de productos sin gluten y sin lactosa va en aumento, pues además del crecimiento del número de intolerantes cada vez son más las personas que, sin padecer dicha intolerancia, prefieren evitar alimentos que los contengan en la medida en que les sea posible.

Sobre este último tema, el informe de Nielsen al que nos referíamos al principio refleja que el 40% de los consumidores que buscan evitar estos componentes y otros que puedan generar intolerancia no están satisfechos con los productos existentes que se adapten a su dieta.

Sin embargo, y a pesar de este último dato, es indudable que cada vez hay más oferta de productos ‘’sin’’. Para ilustrar este hecho, os dejamos la estimación que hace ASEDAS (Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados) sobre los productos sin gluten disponibles en un supermercado, calculando que el 10% de las referencias son aptas para celíacos, además de los que no lo contienen por su propia naturaleza.

En Serproquim llevamos ya tiempo contribuyendo a ampliar el abanico de productos aptos para intolerantes y alérgicos, permitiendo a nuestros clientes ofrecer productos que satisfagan las necesidades de sus clientes. Harinas y productos de chocolate sin gluten o lactasa para la elaboración de productos sin lactosa son algunos de los productos que distribuimos. Al final, nuestro cometido es que el consumidor final pueda recibir el mejor producto posible y cubrir su necesidad.