Actualidad

El queso y algunos de sus beneficios

Qué tan bueno es el queso. Ventajas para los queseros

Es un fijo para muchos de nosotros en las despensas, un aperitivo que nunca falla (e incluso un postre para otros), un plato gourmet y muchas más cosas en función del tipo de queso del que hablemos. Pero, además del placer que nos da su consumo, ¿sabías que puede ofrecer muchos otros beneficios para nosotros y para nuestra salud? Nosotros, con nuestra experiencia con muchos queseros para la producción de quesos, hemos decidido contarte algunos de ellos.

 

1. Aporta proteínas a nuestra dieta. El queso tiene proteínas de buena calidad que ayudan a formar, reparar y mantener los tejidos del cuerpo. Cabe destacar que, al no ser todos los quesos iguales, tampoco lo es la cantidad de proteínas que contienen. La cantidad de proteínas que tienen los quesos curados es mucho mayor que la que contienen los frescos.

2. Aporta calcio a nuestra dieta. Así es, son fuente de calcio; por ello, podemos decir que es beneficioso para nuestros dientes y huesos. A menor contenido de agua, más calcio tendrán por lo que los quesos semicurados y curados son los que más cantidad de este mineral nos pueden aportar.

3. Ayudan a mantener los dientes sanos. Esto es pura lógica, si el Ratoncito Pérez es el guardián de los dientes (un ratón, amante del queso), su comida favorita no puede ser mala para los mismos. Un estudio publicado en la revista General Dentistry llegó a la conclusión de que el consumo de queso puede ayudar al cuidado de nuestros dientes.

El porqué de este hecho se debe a que el consumo de queso aumenta el pH de la placa dental, teniendo como consecuencia la reducción de la posibilidad de que se desarrollen caries. Pueden reducir los ácidos que las causan. Además, el impacto sobre el pH es mayor cuando consumimos queso que con el consumo de otros productos lácteos.

Si el Ratoncito Pérez es un ratón, el queso debe ser bueno para los dientes.

4. Si eres intolerante a la lactosa, el queso puede ser tu aliado. Si padeces este problema, sobre todo si estás empezando, posiblemente te sea difícil encontrar alimentos que puedas consumir. El tipo de queso a consumir dependerá de tu grado de intolerancia. Los quesos con mayor tiempo de curación son los más recomendables para los que tienen un mayor grado de intolerancia.

5. Ayuda a las mujeres a aliviar el síndrome premenstrual. El queso bajo en grasa (y es importante que el contenido de grasa no sea muy alto) puede ayudar a ello debido a que es rico en vitamina B y contiene riboflavina. La riboflavina ha sido asociada a la reducción del riesgo de desarrollar este síndrome en favor de las mujeres con mayor ingesta.

6. Mejora tu sistema inmune. Contiene bacterias que mejoran el sistema inmune y regulan el tracto intestinal. De hecho, un estudio realizado en la Universidad de Turku (Finlandia) y publicado en la revista ‘’Immunology & Medical Microbiology’’, indica que consumir un pedazo de queso al día puede estimular el sistema inmune.

Estos son algunos de los beneficios que tiene consumir queso, entre otros que podríamos nombrar como que puede ser bueno para deportistas al ayudar a recuperar masa corporal, que puede ayudar a ganar peso de forma saludable, hacer que nuestra piel luzca mejor gracias a la vitamina B que contiene o que contiene ácidos relacionados con la prevención de ciertos tipos de cánceres como el de colon. En Serproquim, ponemos a disposición de los queseros una amplia gama de productos para facilitar sus labores y nuevos desarrollos.